Remedios caseros para las infecciones vaginales por hongos

La Candida albicans es un hongo parecido a la levadura el cual usualmente se encuentra en la vagina y en otras partes de nuestro cuerpo.

Ésta se mantiene bajo controlpor las bacterias benéficas, el sistema inmunitario y el pH ácido de la vagina.  


Sin embargo, debido a cambios en el pH de las paredes vaginalescausados por algunos medicamentos (principalmente
   
antibióticos), los baños deinmersión con jabones alcalinos, deficiencias alimenticias, quimioterapia, los aerosoles de higiene femenina, anticonceptivos orales o el embarazo, puede  permitir que organismos de levadura prosperen en el medio alcalino.

Los síntomas más comunes de infección vaginal por hongos son:

    Escozor
    Ardor
    Hinchazón
    Dolor
    Secreción blanca

 

Remedios populares

Remedio para las infecciones vaginales #1: Elaborar una preparación de media taza de yogur al cual se le añade media cucharada de canela en polvo.  Se aplica durante cinco noches consecutivas mediante la inserción con un aplicador medicinal de dos cucharaditas de esta mezcla.

Remedio para las infecciones vaginales #2: Hacer, cada mañana, una ducha vaginal con una solución de agua con vinagre o alternada con una ducha vaginal de yogur diluido

Remedio para las infecciones vaginales #3: Licuar un pequeño diente de ajo con el agua y colar antes de usarlo. Sepueden tomar oralmente dos dientes de ajo cortados en pedacito.

Remedio para las infecciones vaginales #4 La corteza de Pau d'arco, que contiene componentes activos como Lapachol y Beta-lapachone, constituye un conocido anti hongo usado para balancear niveles del hongo candida albicans en el cuerpo.

Remedio para las infecciones vaginales #5: Llenar la bañera hasta la cadera y con el agua tibia, añadir media taza de sal en el agua.

 

Recomendaciones

Para combatir las infecciones vaginales, es necesario seguir las siguientes recomendaciones

Usar un condón al tener relaciones íntimas y lavar las manos y los genitales antes y después del coito.  En caso de sospecha, el hombre debe ser examinado, ya que los hombres pueden llevar la Candida albicans sin mostrar síntoma.

No aplicar, en esa área, polvos que contengan maicena o fécula de maíz, ya que se cree que estimula el desarrollo de la levadura.

Evitar el uso de jaleas, espumas y aerosoles anticonceptivos entre otro, ya que los químicos que lo conforman podría agravar los síntomas.

Permitir la circulación de aire utilizando ropa interior elaborada de algodón o que tengan un forro de algodón en la entrepierna y evitar el uso de pantalones muy ajustados.

Evitar el uso de tampones y en su lugar preferir toallas sanitarias las cuales permiten la secreción normal de la vagina.

Hervir, durante la infección, la ropa interior y remojarla en cloro durante 24 horas o planchar la entrepierna, ya que los investigadores han descubierto quela Candida sobrevive al lavado normal y puede volver a causar infección.

No usar papel higiénico de colores o perfumado en su lugar preferir el blanco sin olor  para evitar así una posible irritación químico.

Limpiarse del frente hacia atrás después de la evacuación intestinal de esta forma se  evita que los microorganismos intestinales emigren hacia la vagina.

Evitar el consumo de alimentos elaborados con excesiva azúcar como galletas, pastelería industrial, etc., para no agravar las infecciones vaginales, ya que, según algunos estudios, la Cándida prospera con el azúcar.

Evitar también, por sus compuestos, el consumo de quesos maduros, cerveza y vino, carnes curadas, hongos crudos y otros productos fermentados o hechos de harina con levadura.

Consultar al doctor si los síntomas (comezón y flujo de olor extraño) persisten, ya que podría tratarse de otra dolencia como clamidia, infección parasitaria.