Remedios caseros para las nauseas

Las náuseas se describen como un malestar de estómago que puede oscilar entre una molestia general hasta la sensación de vomitar.

Entre sus síntomas más comunes tenemos:

    Dolor de estómago
    Mareos
    Debilidad
    Sudor excesivo.



Las náuseas pueden deberse a una gran cantidad de factores como:

    Problemas en la digestión
    Mareos de embarazo
    Mareo por movimiento
    Estrés
    Quimioterapia y otras medicinas
    Drogas y alcohol
    Comer demasiado
    Intolerancia a las comidas
    Enfermedades como diarrea, migraña, intoxicación por alimentos, diabetes entre otros.

 

Remedios populares

Remedio para las náuseas #1: Beber una taza de té de canela diariamente. Para su elaboración se debe agregar media cucharadita de canela en polvo a una taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Luego se deja reposar por 15 minutos antes de tomarlo.

Remedio para las náuseas #2: Comer una galleta salada o tostadas secas apenas sedespierte si se trata de náuseas matutinas o de embarazo incluso antes de bajarse de la cama en la mañana.

Remedio para las náuseas #3: Tomar una taza té de jengibre.  Para su elaboración se debe añadir una raíz pequeña de jengibre picada (previamente lavada) a una taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Luego se deja reposar por 15 minutos antes de tomarlo.

Remedio para las náuseas #4: Presionar fuertemente con el dedo del corazón y el índice sobre el surco entre los dos tendones mayores en el interior de la muñeca que empiezan en la base de la palma de la mano.

Remedio para las náuseas #5: Preparar jugo curativo con una banana, una manzana y un vaso de leche de soya, Para ello, se debe extraer el corazón de la manzana y luego licuar la manzana con la banana y la soya. Tomar preferiblemente en la mañana

Remedio para las náuseas #6: Preparar té, especial para náuseas de embarazo, con dos tazas de agua, una rama de menta, dos hojas de zarzamora y el jugo de medio limón.  Calentar el agua hasta que hierva y luego añadir la menta y la zarzamora. 

Dejar hervir 2 minutos más y retirar del fuego. Dejar reposar 5 minutos.  Colar el té y exprimir el jugo de limón.

Remedio para las náuseas #7: Colocar un anís estrella y un puñado de hojas de menta en una taza de agua.  Hervir por 5 minutos.  Endulzar con  miel de abeja.  Beber 3 veces al día antes de cada comida.

Remedio para las náuseas #8 Mezclar 4 gotas de las siguientes tinturas: Marrubio negro,melisa, manzanilla y jengibre en un vaso grande de agua. Beber a pequeños sorbos, en el momento en que se presentan las náuseas.

Remedio para las náuseas #9 Lavar, Hervir un puñado de hojas de melocotón en medio litro de agua durante 10 minutos.  Retirar del fuego y dejar refrescar.  Tomar hasta tres tazas al día.  Si desea, puede añadir unas gotas de limón.

 

Recomendaciones

Evitar los alimentos y olores fuertes En el caso de las embarazadas principalmente en la mañana es recomendable que se encuentren en cuartos bien ventilados y evitar el olor de cigarrillo o de perfumes directa e indirectamente.

No consumir alimentos fritos, ácidos, grasos ni con especias El consumo de grasas saturadas está relacionado con un mayor riesgo de padecer náuseas matutinas severas.   Por ello, se recomienda evitar las frituras y comidas chatarra.   Además, se debe evitar, durante los períodos de náuseas, los jugos ácidos como la naranja y piña.

Adoptar una dieta blanda si se siente náuseas Al sentir náuseas, se recomienda consumir alimentos blandos como gelatina, sopa, soda de jengibre (ginger ale) y galletas de sal para relajar el estómago.  Se aconseja también probar jugos ligeros, bebidas de jengibre y caldo de pollo.

Establecer un horario de comidas Otra forma de evitar las náuseas es comer en horas establecidas y adecuadas no a altas horas de la noche.

Comer despacio y beber a pequeños sorbos. Consuma pequeñas cantidades de alimento con más frecuencia, en lugar de 2-3 comidas abundantes al día.  Igualmente, se debe ingerir alimentos a temperatura ambiente (ni muy calientes ni muy fríos).

Practicar técnicas de relajación.

Permanecer acostado cuando se tiene náuseas Es conveniente acostarse o recostarse cuando se tiene náuseas y esperar que pase.  Otro consejo consiste en levantarse lentamente y no de forma rápida para evitar mareos de movimiento y náuseas.

Si las náuseas son severas o si la persona no puede retener ningún alimento o líquido, pueden ser signo de una condición más grave y, por lo tanto, debe consultar al médico.